Aclaraciones

Apreciado lector:

¡Gracias por visitar la bitácora!

Todos los artículos de esta bitácora son de interés permanente; es decir, no pierden valor ni envejecen con el paso del tiempo.

Podrá usted leer todos y cada uno de los artículos publicados en esta bitácora viendo el ÍNDICE DE ARTÍCULOS Y TEMAS, ubicado en la columna derecha. Allí aparecen los títulos de todos los artículos publicados aquí, y pinchando en cada uno de ellos se podrá leer el artículo correspondiente.

Los artículos de esta bitácora NO son copias de otros artículos de otras páginas de internet, excepto si se dice lo contrario. Casi todos ellos no son de la web, sino de publicaciones impresas.

Todos o casi todos los artículos aquí publicados han aparecido por primera vez en internet en este sitio. Aunque se han publicado antes en libros y revistas, todos o casi todos ellos son una novedad en internet.

Los artículos publicados aquí son transcripciones de libros y revistas cuya calidad y seriedad son incuestionables.

miércoles, 10 de agosto de 2016

La mirada hipnótica de las serpientes

Palabras clave: serpiente mirada hipnosis hipnotismo hypnotic gaze of snakes

La mirada hipnótica 
de las serpientes

Por Noel Clarasó

    Se suele admitir que las serpientes (algunas razas de serpientes) ejercen un poder hipnótico sobre otros animales, les inmovilizan con este hipnotismo y así les devoran fácilmente; pero ¿es verdad la existencia de este poder? Si nos hemos de fiar de los datos que nos dan los libros hemos de creer a la vez que sí y que no.

    Los que sostienen que no, añaden que las serpientes (las grandes serpientes) se limitan a inmovilizarse al acecho de la presa, sobre la cual se lanzan con la rapidez de una flecha en el momento oportuno; pero que en ningún momento la hipnotizan.

    Los que sostienen que este poder existe, le atribuyen una fuerza capaz de hipnotizar también a los hombres, o al menos a los niños.

    Lo que sí parece cierto es que algunas serpientes venenosas, la serpiente cascabel, por ejemplo, exhalan, sobre todo en ciertas épocas de su vida, un aliento venenoso que puede intoxicar a distancia, e incluso causar la muerte de una persona que lo respire durante mucho tiempo.

    Citan los libros casos de niños negros, en el Congo, que han quedado como hipnotizados por serpientes venenosas, y aunque se ha conseguido evitar que las serpientes los devoraran, los niños han muerto después víctimas de una intoxicación.

    Parece que este aliento venenoso de las serpientes se produce después de la muda.

    También se dice que la inmovilización de algunas aves ante la serpiente, cosa que ciertamente se ha observado, no significa que el ave esté hipnotizada, sino que es un truco de la misma ave para detener en ella la atención de la serpiente y evitar que le devore la cría que está en el nido inmediato. Mantiene la inmovilidad con las alas abiertas, a veces tarda demasiado en huir y la serpiente la devora.