Aclaraciones

Apreciado lector:

¡Gracias por visitar la bitácora!

Todos los artículos de esta bitácora son de interés permanente; es decir, no pierden valor ni envejecen con el paso del tiempo.

Podrá usted leer todos y cada uno de los artículos publicados en esta bitácora viendo el ÍNDICE DE ARTÍCULOS Y TEMAS, ubicado en la columna derecha. Allí aparecen los títulos de todos los artículos publicados aquí, y pinchando en cada uno de ellos se podrá leer el artículo correspondiente.

Los artículos de esta bitácora NO son copias de otros artículos de otras páginas de internet, excepto si se dice lo contrario. Casi todos ellos no son de la web, sino de publicaciones impresas.

Todos o casi todos los artículos aquí publicados han aparecido por primera vez en internet en este sitio. Aunque se han publicado antes en libros y revistas, todos o casi todos ellos son una novedad en internet.

Los artículos publicados aquí son transcripciones de libros y revistas cuya calidad y seriedad son incuestionables.

jueves, 11 de febrero de 2010

La primera democracia víctima del comunismo.

(Alejandro Kerensky)
..
Un famoso personaje ruso desbarata un mito que la propaganda ha diseminado profusamente.
.
. «LA PRIMERA DEMOCRACIA
VÍCTIMA DEL COMUNISMO»
.
(Condensado de “Plain Talk”).

. . Por Alejandro Kerensky;
ex primer ministro y jefe del 2.° gobierno provisional ruso de 1917.
.
.. Hace poco, durante una excursión que hice como conferenciante, me encontré repetidas veces ante uno de los mitos de propaganda más grandes de nuestra época, a saber: que fue el comunismo la fuerza política que acabó con el despotismo zarista en Rusia.
.
.. Los comunistas nunca hicieron semejante cosa. Lo que los bolcheviques derrocaron por la fuerza y el engaño no fue la monarquía absoluta de los Emperadores rusos, sino la recién nacida democracia que se ha llamado el régimen de Kerensky.
.
.. El doce de marzo de 1917, un mes antes que los Estados Unidos entrasen en la primera guerra mundial, el zarismo se desplomó y tuvo principio la gran Revolución Rusa. Entonces nació el único régimen democrático que ha existido en toda la trágica historia de mi país.
.
.. Los futuros jefes comunistas no tuvieron arte ni parte en aquel decisivo acontecimiento. Puede decirse que todos ellos Lenin, Trotsky, Stalin se encontraban en el extranjero, en presidio o en el destierro. Además, el levantamiento fue para ellos una sorpresa. No creían que pudiera sobrevivir tan pronto. Lenin había escrito desde Zurich a sus amigos, que la generación a que él pertenecía no abrigaba esperanza alguna de ver una revolución en Rusia. Sus partidarios de Petrogrado me dijeron, cuando apenas faltaban unas horas para que abdicase Nicolás el Último: “No hay el menor indicio de revolución; estamos entrando en un largo período de reacción zarista”.
.
.. Fue sólo después que el gobierno provisional democrático decretó la amnistía política cuando empezaron a congregarse los bolcheviques en la capital rusa. Lenin, Zinoviev y otros llegaron un mes después de la caída de los Romanoffs... en el famoso tren sellado que facilitó el Káiser alemán. ¿Cómo era la Rusia a que regresaron aquellos bolcheviques? Lo dice el testimonio del propio Lenin: “Rusia es en la actualidad el país beligerante más libre de Europa, el país donde la opresión de las masas no existe”, declaró públicamente unos días antes de la insurrección bolchevique del siete de noviembre de 1917, que mató el régimen democrático en el octavo mes de su existencia.

.
.. El mito de que los comunistas derrocaron a los zares se ha diseminado intencionadamente para ocultar el crimen que cometieron estrangulando la primera democracia rusa. Y hoy los comunistas de todas partes están intentando adueñarse del poder por el mismo cínico procedimiento de presentarse como “defensores de la democracia” y organizar sus ataques a la libertad bajo las banderas de la libertad. Sólo después de haber obtenido la victoria, reconoció públicamente Lenin que sus declaraciones de amor a la libertad habían sido artimañas deliberadas.
.
.. No puede censurarse al pueblo ruso por haber caído en la trampa bolchevique pues el mundo no tenía experiencia por aquel entonces en la técnica totalitaria moderna. Pero no tienen la misma excusa los millones de obreros, agricultores e intectuales del Occidente democrático a quienes se presenta hoy aquel cebo. La pavorosa experiencia de lo ocurrido en mi país nativo debes servirles de terrible advertencia.
«Selecciones» del Reader´s Digest, tomo XIV, núm. 74.
.
.. N. B.—Véase también en esta bitácora, en relación con este tema: "Estuve en una escuela de terrorismo en Cuba", "Falsa promesa del socialismo" y "La técnica roja del motín". Búsquense en la columna derecha superior (Índice de artículos).

No hay comentarios: